Loading...

lunes, 17 de mayo de 2010

REFRIGERACION DE UN ORDENADOR PORTATIL.


La refrigeración de un ordenador portátil es un tema que preocupa bastante y que, a diferencia de lo que ocurre con un ordenador de sobremesa, en el que tenemos múltiples opciones y soluciones, estamos sumamente limitados.

Es cierto que es en este tipo de ordenadores donde más se ha avanzado en cuanto al estudio y desarrollo de nuevas tecnologías tendentes a una optimización del rendimiento sin aumentar el consumo ni la temperatura generada, pero esto a su vez ha limitado (y sigue limitando) las prestaciones máximas de ellos.

Es también cierto que tanto Intel como AMD llevan años desarrollando tecnologías para disminuir la temperatura de los procesadores y que buena parte de los avances realizados se han aplicado a las familias de procesadores para desktop, pero es muy difícil sacar el máximo rendimiento a un ordenador cuando siempre tienes impuesto un límite en cuanto a la temperatura máxima que puedes generar, ya que los recursos para evacuar esta son bastante limitados y, sobre todo, pequeños.

Tanto Intel, con sus procesadores de la serie M y sus juegos de chipset como AMD con sus procesadores de la serie Sempron Mobile o Turion y también sus juegos de chipset llevan largo tiempo optimizando al máximo el rendimiento de estos para conseguir las máximas prestaciones posibles con las mínimas temperaturas, consiguiendo unos valores de TDP (Termal Design Power) realmente bajos (sobre los 31w - 35w, comparados con los 45w - 65w mínimos de los procesadores para desktop), pero aun así, si bien en sus gamas cuentan con las más modernas tecnologías y novedades, como los procesadores de doble núcleo, las prestaciones máximas de estos están siempre por debajo de las de los modelos para desktop.

También tanto Intel como otros fabricantes han hecho grandes esfuerzos por conseguir tanto tarjetas gráficas como discos duros y memorias con un alto rendimiento y un bajo nivel de temperaturas. Esto es especialmente difícil en las gráficas, siendo este uno de los principales motivos de que el rendimiento de estas no sea ni de lejos el alcanzado en las gráficas para desktop.

En el campo de la refrigeración hace años que se emplean en los portátiles disipadores líquidos (de aceite) ayudados por turbinas, pero estos se ven siempre limitados por el tamaño máximo que es posible aplicarles.

Los principales fabricantes de soluciones para refrigeración de ordenadores cuentan entre ellos con algún modelo de atril para portátiles, como es el caso de Cooler Master, Zalman, Akasa o Thermaltake, entre otros. Estos atriles pueden ir conectados directamente a la corriente, mediante un transformador, o bien tomar la alimentación de los puertos USB del portátil, aunque en este caso, si bien vamos a tener una mayor movilidad, también vamos a reducir la autonomía de la batería.

El mantenimiento por nuestra parte también se ve bastante limitado, ya que son pocos los portátiles que nos permiten manipular esta zona para poder en un momento dado quitar el disipador y proceder a su limpieza. Lo que si que debemos hacer es mantener todas las rejillas de ventilación lo más limpias posible, e incluso de vez en cuando limpiar las salidas de estos disipadores con aire a presión.

Otra cosa que debemos hacer es procurar que el portátil reciba siempre la suficiente ventilación, procurando colocarlo sobre superficies planas. A veces puede resultar cómodo trabajar con el portátil apoyado en las piernas o en la cama, pero si esto dificulta la ventilación podemos terminar teniendo problemas con este.

CONCEJOS PARA AUMENTAR LA AUTONOMIA DE UN PORTATIL.


Es cierto que los ordenadores portátiles nos ofrecen cada vez un mayor nivel de prestaciones, siendo a estas alturas muy similares a las de un ordenador de escritorio.

Con procesadores de doble núcleo cada vez más potentes, una gran cantidad de memoria RAM, discos duros de gran capacidad (en algunos modelos incluso con dos discos duros) y, sobre todo, gráficas cada vez más potentes, en poco más de un año y medio el salto cualitativo ha sido considerable.

Pero a pesar de las nuevas tecnologías, cada vez más respetuosas con el medio ambiente y con el consumo energético, la autonomía sigue siendo una asignatura pendiente, y las mejoras en las baterías o el menor consumo de los procesadores actuales apenas cubren los nuevos requerimientos de energía necesarios para alimentar estos aumentos de prestaciones.

Es muy cierto que se está trabajando en ese tema y atacando el problema desde varios frentes, como por ejemplo:

- Baterías de alto rendimiento
- Procesadores y chipset de bajo consumo
- Pantallas iluminadas mediante led's
- Discos SSD

Algunas de esta soluciones están ya desde hace algún tiempo presentes en algunos modelos, como es el caso de las pantallas iluminadas mediante led's, procesadores con un consumo cada vez menor o discos SSD, aunque en este caso aun de capacidades bastante limitadas o el avance que se ha tenido en cuando al consumo de los procesadores y chipset, que aunque importante es aun mejorable. En cuanto a las baterías de alto rendimiento existir existen, pero de momento excesivamente caras para implantarlas de forma masiva.

Con todo ello, lo cierto es que el problema de la falta de autonomía es una cuestión real, que sí que está presente en todos los modelos de ordenadores portátiles, por mucho que en algunos casos se recurra a baterías de seis celdas, que si bien es cierto que prolongan algo dicha autonomía también lo es que a costa de un aumento de peso bastante apreciable.

Por otro lado, con relación a la autonomía de estos ordenadores que publican los fabricantes, no es que sean falsas, pero distan bastante de la que realmente se consigue, y esto es debido a que con estas pruebas pasa exactamente lo mismo que con las del consumo de un vehículo, que se realizan en condiciones óptimas, que rara vez son las reales de utilización.

En este tutorial vamos a ver si podemos dar unos cuantos consejos que ayuden a prolongar lo máximo posible la autonomía de nuestro portátil. Vamos a ver los diferentes elementos que influyen más en el consumo de un portátil y la forma de optimizar estos para alargar la autonomía del equipo.

Batería:

La batería es la fuente de alimentación de nuestro portátil cuando no está conectado a la red eléctrica, y por lo tanto, el elemento más importante a considerar cuando de autonomía se trata.

Hay en el mercado soluciones en este sentido para aumentar la autonomía mediante baterías externas, pero en todo caso se trata de soluciones que implican en el mejor de los casos un peso adicional para en transporte. Pero no es de este tema del que vamos a tratar, sino de aumentar la autonomía con la batería que incorpora de serie nuestro equipo.

Y para ello, lo primero que tenemos que hacer es mantener la batería en buen estado. Se ha hablado mucho de la conveniencia o no de quitar ésta cuando se utilice el portátil conectado a la red eléctrica. En portátiles antiguos sí podía tener un cierto sentido, pero en los actuales puede llegar incluso a ser una práctica perjudicial.

Esto se debe a que en la práctica el sistema de batería más conexión a la red eléctrica trabaja como si tuviéramos un SAI permanente, protegiendo nuestro equipo de fluctuaciones en el suministro, cortes inesperados y fallos propios de la red eléctrica, pero además es que las baterías actuales carecen del llamado efecto memoria, que iba acortando la vida de las baterías de forma paulatina.

No debemos olvidar que se trata de una batería recargable, y que este tipo de baterías tienen un ciclo de vida útil limitado, durante el cual van perdiendo capacidad de almacenamiento, pero esto ocurre tanto si las tenemos siempre puestas como si no, y empieza a contar desde el mismo momento de su fabricación. La vida estimada de una batería de Ion-Litio (las actuales) está sobre los 2 - 3 años. Estas baterías, al carecer del llamado efecto memoria no es preciso realizar operaciones de descarga completa / carga completa, es más, debemos evitarlas en lo posible, aunque sí que es muy recomendable que de vez en cuando nos aseguremos de que se realiza una carga completa (al 100% de la capacidad de la batería).

En baterías del tipo Níquel-Cadmio sí que necesitan realizar ciclos completos de descarga/carga para ajustar los contadores internos y evitar el efecto antes mencionado, aunque este tipo de batería ya no se utiliza prácticamente, pero si nuestro portátil aun tiene batería de este tipo es aconsejable realizar un ciclo completo de descarga / carga al menos una vez cada quince días de uso o después de un largo periodo sin utilizarla.

Unidades ópticas:

Las unidades ópticas (lectoras y regrabadoras de DVD y CD) consumen bastante energía, por lo que debemos evitar en lo posible utilizarlas cuando estemos trabajando con la batería. Para grabar un CD o DVD seguro que podemos encontrar un mejor momento.

Sistemas de conexión:

Los portátiles suelen traer unos botones para desconectar tanto la tarjeta Wifi como la Bluetooth. Si no vamos a utilizar estas conexiones lo mejor es desconectarlas, ya que así ahorraremos también en el consumo de nuestro ordenador.

Pantalla:

El elemento que más consume en una pantalla es precisamente el sistema de iluminación. Hay muchos portátiles que bajan la intensidad de ésta al detectar que se está trabajando con la batería, pero si no es así es conveniente bajar el brillo lo más posible.

Procesador y chipset:

Estos elementos consumen más cuanto más se les fuerza, por lo que, por mucho que nuestro sistema sea multitarea, debemos ajustar el número de programas abiertos a los que nos sean realmente necesarios.

Así mismo debemos valernos de los programas y gestores de energía que todos ellos suelen soportar, tales como Enhanced Speedstep (Intel) o PowerNow! (AMD). Ambos sistemas adaptan el rendimiento real de los procesadores a la demanda que se haga de ellos, lo que supone un importante ahorro. Recordad siempre que para estar escribiendo un documento , consultando un texto, navegando por Internet o viendo unas imágenes no es necesario para nada que el procesador esté trabajando a 2 GHz.

Uso de periféricos:

Cuando estemos trabajando con alimentación mediante la batería debemos evitar en lo posible utilizar periféricos que no tengan su propia fuente de alimentación. Esto incluye, por supuesto, a teclados y ratones USB. Tanto unos como otros tienen un consumo que no es que sea muy alto, pero es un consumo que se puede evitar.

Y no digamos nada de discos duros externos alimentados por USB, unidades ópticas USB o cualquier periférico que utilice este medio para recargar su propia batería, como es el caso de los MP3, iPod, MP4 o similares.

Gestor de energía:

Es muy importante en este tipo de ordenadores ajustar el gestor de energía lo mejor posible. Este gestor suele tener dos configuraciones diferentes cuando se trata de un portátil, una para cuando trabajamos conectados a la red eléctrica y otra para cuando lo hacemos valiéndonos de la batería.

Importante es hablar aquí de nuevo de la pantalla, pero en esta ocasión bajo otro ángulo. Debemos reducir el tiempo necesario para que se desactive ésta, pero no a base de que salte en salvapantallas. Los salvapantallas son bonitos, y en su momento cumplían con la función añadida de evitar que una imagen fija quedara marcada en el monitor, pero en un portátil, y a efectos de consumo, es exactamente igual que la pantalla esté mostrando el escritorio o un programa que un salvapantallas, ya que en ambos casos la iluminación está funcionando. Lo mejor es que pasado un tiempo prudencial sin que se detecte uso del ordenador la pantalla pase a inactividad.

También debemos ajustar muy bien el tiempo que el disco duro debe tardar en pasar a este estado, ya que aunque no estemos utilizando el ordenador el disco sigue girando, y esto es una fuente de consumo importante. Del mismo modo debemos evitar operaciones que impliquen grandes procesos de lectura/escritura, dejando estos para cuando tengamos el portátil conectado a la red eléctrica si es posible.

Si vamos a tener apagado el portátil durante periodos medios de tiempo es preferible hibernar que apagar el equipo, ya que en un proceso de encendido el consumo es bastante alto, yéndose buena parte de este consumo en la simple operación de arrancar el ordenador.

Yo no soy partidario de desplazamientos del portátil en este estado de hibernación, pero si se hacen con las debidas precauciones no tiene porqué ser perjudicial.

Conclusión:

Para aumentar la autonomía de nuestro equipo podemos centrarnos en una serie de puntos básicos:

1º- Mantener la batería en buen estado
2º- Ajustar convenientemente el brillo de la pantalla y no utilizar salvapantallas para los periodos de inactividad
3º- Ajustar lo más posible, dentro de nuestros gustos y necesidades, los gestores de energía, tanto del portátil como del sistema operativo
4º- Evitar todo consumo que no sea estrictamente necesario
5º- Evitar procesos de encendido del ordenador

Si observamos estos cinco puntos notaremos como la duración de nuestra batería, y por lo tanto la autonomía de nuestro portátil, se incrementa de forma apreciable.

CONSEJOS PARA EL CUIDADO Y CONSERVACION DE UN ORDENADOR PORTATIL.

Un portátil necesita una serie de cuidados y mantenimiento específico y diferente al que tiene un ordenador de sobremesa, y es en este aspecto en el que hablaremos:

Los riesgos de avería y roturas en este tipo de ordenadores vienen en buena parte de sus propias características de movilidad y reducido tamaño, por lo que buena parte de los cuidados especiales debemos centrarlos en estos puntos.

Transporte:

La mayor ventaja de un portátil es la gran facilidad que tienen para ser transportados de un sitio a otro, pero esta misma facilidad es una de sus principales debilidades... y motivo de averías. Siempre que transportemos un portátil tenemos que tener muy presente que no son especialmente resistentes, por lo que los debemos proteger de la mejor forma que nos sea posible.
Lo ideal para su transporte es utilizar una bolsa específicamente diseñada para ese fin. Hay en el mercado muchísimas bolsas para ello, de diferentes tamaños y resistencias. Debemos buscar una bolsa que tenga un buen acolchado y que realmente proteja al equipo, evitando en todo momento transportarlos en elementos que si bien pueden resultar muy cómodos son muy inadecuados para ello, como por ejemplo en una mochila. Una caída o un golpe pueden causar averías como mínimo bastante caras de reparar.

Colocación:

Nos referimos al hablar de colocación a donde colocamos el portátil cuando lo utilizamos. Indudablemente es muy cómodo poder utilizarlo en cualquier sitio (en la cama, sobre las rodillas, encima del sofá), pero estos sitios presentan una serie de riesgos para el portátil. Además de aumentar el riesgo de caídas, también tenemos el portátil en movimiento mientras que partes móviles del mismo están en movimiento, como por ejemplo el disco duro y unidades lectoras. De hecho estos hábitos hacen que, a pesar de ser discos duros con menos inercias que un disco duro normal, con unos diseños más optimizados en cuanto a su movilidad y normalmente con unas velocidades de rotación menores, tengan una tasa de averías algo superior a la media.
También influye este punto en la ventilación y refrigeración del portátil, dificultando en muchas ocasiones la correcta refrigeración del mismo.

Cuando lo estemos utilizando, el lugar ideal para colocar un portátil es sobre una mesa (o como mínimo sobre una superficie plana y rígida), con una buena ventilación y a ser posible sobre un atril refrigerante.


Utilización:

Los portátiles tienen un grave inconveniente: Ventilan bastante menos que un ordenador de sobremesa. Es cierto que normalmente están diseñados para soportar una mayor temperatura de funcionamiento y que generan menos calor que un ordenador de sobremesa, pero esto no equipara a ambos tipos de ordenadores. Un ordenador portátil NO está diseñado para estar trabajando ininterrumpidamente durante horas y horas (o incluso días, como es el caso de un ordenador de sobremesa), y si bien es cierto que un buen sistema externo de refrigeración ayuda bastante, también debemos tener en cuenta que la vida útil de nuestro portátil se puede ver reducida.
Otro punto de debilidad proviene de su propia estructura. La pantalla forma parte de la tapa del equipo, lo que hace que esta sea un elemento bastante pesado. Pues bien, con el uso (sobre todo cuando tenemos la costumbre de estar moviendo la pantalla continuamente, como le pasa a más de uno) las bisagras de la tapa cogen holgura, lo que hace que termine por resultar realmente difícil encontrar una postura en la que se mantenga estable. Esto también puede terminar afectando a la misma conexión entre la pantalla y el ordenador en sí.

Batería:

Los portátiles pueden funcionar tanto conectados a la red eléctrica como mediante la batería que incorporan. Esta batería suele ser una batería recargable de iones de litio, que tienen una vida útil limitada, ya que con el uso van perdiendo capacidad de carga. La vida media de una batería está sobre los tres años, si bien este tiempo se puede ver acortado por un mal uso de la batería. Aunque usemos el portátil conectado a la red es muy conveniente que de vez en cuando lo utilicemos con la batería, dejando que se descargue totalmente.


Limpieza:

La limpieza es un punto muy importante en todo ordenador, pero en un portátil es aun más importante. Vamos a ver cómo podemos limpiar las diferentes partes:

- Exterior.- Lo mejor es que no lleguemos a necesitar utilizar ningún líquido para la limpieza, pero en el caso de que no tengamos más remedio siempre debe tratarse de líquidos no abrasivos, que tengan una alta tasa de disipación y, sobre todo, nunca aplicarlos directamente sobre las superficies, siempre aplicarlos sobre un trapo suave, con el que posteriormente limpiaremos las superficies exteriores, secándolas inmediatamente en su totalidad.

- Pantalla.- Para la pantalla lo mejor es utilizar toallitas de las que se utilizan para la limpieza de lentes ópticas y gafas, sin aplicar una excesiva presión. Hay toallitas especiales para la limpieza de ordenadores.

- Teclado.- El teclado debemos procurar que no llegue nunca a ensuciarse, pero si se ensucia podemos limpiarlo con lo mismo que la pantalla, es decir, con unas toallitas para la limpieza de lentes o con toallitas especiales para la limpieza de ordenadores.

Cuidados especiales:

Además de lo ya mencionado, debemos ser especialmente cuidadosos con los portátiles, ya que cualquier golpe (y no digamos caída) o líquido derramado encima suele tener consecuencias bastante graves y costosas de reparar. Un refresco de cola sobre un teclado se soluciona con 10 euros. Este mismo refresco sobre un portátil puede significar en la mayoría de los casos la total inutilización del portátil o cuando menos una reparación bastante costosa.

Un elemento con el que hay que tener un especial cuidado en un portátil es con la unidad óptica (lectoras o regrabadoras de CD/DVD). Estas unidades, que en un ordenador de sobremesa tienen bien protegidos sus elementos más importantes, en un portátil los tienen totalmente expuestos, tanto al polvo como a los golpes. Debemos ser especialmente cuidadosos cuando los utilicemos, ya que un golpe o un mal uso puede fácilmente significar su rotura.

Hay que tener muy en cuenta que la reparación de un portátil implica en la gran mayoría de los casos el tener que recurrir a un servicio técnico especializado, y que los componentes de un portátil son bastante más caros que esos mismos componentes para un PC, por lo que un buen mantenimiento y cuidado del mismo nos puede hacer ahorrar un buen dinero.

domingo, 9 de mayo de 2010

problemas de sobrecalentamiento en portatiles Sony serie Vaio


El gigante japonés de la electrónica Sony retirará cerca de 440.000 unidades en todo el mundo de los ordenadores portátiles Vaio por un error de serie que puede causar problemas de sobrecalentamiento e incluso provocar un cortocircuito y producir quemaduras al usuario.
Según fuentes de la compañía los aparatos defectuosos, de la serie TZ, fueron vendidos en 48países diferentes, siendo Japón, con 67.000 unidades, el mercado más afectado.

En este sentido, las computadoras afectadas son los modelos de las series VGN-TZ100, VGN-TZ200, VGN-TZ300 y VGN-TZ2000.
El posible defecto de recalentamiento de esos ordenadores se produce cerca del punto de encendido de la computadora o en la pantalla de cristal líquido.

Portátiles Toshiba alertan a usuario sobre fallas


Toshiba presenta Assist.
Una de sus principales ventajas es la capacidad de autodiagnóstico para evaluar el funcionamiento general de los componentes internos del hardware.
De llegar a presentarse algún indicio de falla potencial el programa emitirá de manera preventiva, una alerta visual que informará sobre la existencia de algún funcionamiento errático en alguno de los componentes (disco duro, memoria, procesador, etc.) del equipo que ameritará su traslado al centro de servicio para un diagnóstico más profundo y una reparación inmediata.

Toshiba Assist fortalece también el control y la protección del hardware mediante el manejo de passwords, confiriendo al administrador poder para otorgar al usuario entrada únicamente al sistema operativo de los equipos y a la información pero reservándose para sí el acceso al siguiente paso de éste.

Lenovo y sus fallas de batería en algunos de sus ThinkPad




Fresco está el recuerdo del millón de éstas que se recalentaban y que en el año 2007 le costaron millones de dólares a Sony el reemplazarla para diferentes marcas como HP, Toshiba y Dell.

La situación de Lenovo es que sus baterías no se recargan o sufren de "daños irreparables", según afirma el fabricante.

lenovo ha puesto a disposicion en su pagina web un tipo de diagnóstico para ver si su batería muestra alguno de estos inconvenientes:
Si indica que la batería está dañada, muestra repentinas caídas en el nivel o no medir la recarga, entonces la batería puede necesitar ser reemplazada.

Los portátiles afectados por este problema son los modelos ThinkPad R60, R61, T60, y T61 con números de batería 42T4546, 42T4566 y 92P1141; y los X60 y X61 con baterías número 42T4550, 42T4567, 42T4568, 92P1169, 92P1173, 93P5028 y 93P5030.

fallas en portatiles DELL



Ninguna maquina es infalible. Los ordenadores portátiles Dell XPS M1330 y XPS M1530, así lo demuestran

En los últimos días se ha dado a conocer que estos dos modelos presentan un inconveniente, si bien no peligroso, sí lo suficientemente molesto como para requerir una solución por parte de la empresa. Resulta ser que, al conectar cualquier periférico, el ordenador nos da una pequeña descarga eléctrica. Por lo visto, no se trata de un rechazo “orgánico” del ordenador ante “amenazas” externas, ni de una decidida defensa de su privacidad.

Según se ha informado el origen del problema es tan sencillo y básico como increíble: uno de los adaptadores de corriente incluidos en estos ordenadores no tiene la necesaria tercera clavija que funciona como descarga a tierra en cualquier adaptador. Hay quienes afirman que el fallo se ha hecho evidente debido a que estos dos modelos tienen carcasa de aluminio.
La empresa ha prometido reemplazar todos los adaptadores defectuosos por otros de tres clavijas.

fallas en pc's portatiles HP "COMPAQ"


HP ha identificado un problema de hardware con algunos equipos portátiles HP Pavilion series dv2000/dv6000 y Compaq Presario series V3000/V6000 y por eso ha lanzado un nuevo BIOS para estos equipos portátiles: la versión F.39 para los dv2000/V3000, y la versión F.3D para los dv6000/V6000.

Un caso particular toca a la compañía HP, y es el hecho de que se detectaron varias fallas de tipo eléctrico en varios computadores portátiles Compaq. El fallo afecta la fuente de alimentación de 90 W de dichos equipos que fueron fabricados ende el 29 y principios del mes de octubre del año pasado, este problema lo que hace es que el cargador deja de alimentar el portátil para que empiece a consumir al de su propia batería.

Estos son todos los modelos que han sido afectados con este fallo:

-HP Compaq 6510b
-HP Compaq 6710b
-HP Compaq 6710s
-HP Compaq 6715b
-HP Compaq 6715s
-HP Compaq 8510p
-HP Compaq 8510w Mobile Workstation
-HP Compaq nc8430
-HP Compaq nw8440 Mobile Workstation

fallas en portatiles IBM


Los reportes que se han presentado es que se debe a que por el mismo manejo diario y debido a una muy mala soldadura sobre el chip de graficos/video ATI, se daña la placa principal, lo que ocasiona la perdida de video y el bloqueo del equipo.
Son sintomas comunes que al menor movimiento o si se golpea la superficie en donde esta apoyado el equipo la imagen se congela, se distorsiona y se apaga.

La unica solucion encontrada y acordada es el cambio del mother del equipo, pero no es reconocido por el fabricante.

Las soluciones posibles al respecto, son muy diversas, pero me llama la atencion a que todas hacer referencia a realizar un calentamiento de la soldadura del chip grafico y luego un enfriado paulatino.